Un viaje de oportunidades

pareja en paris

Es bueno saber que apreciamos más lo que no tenemos que lo que tenemos, así somos los seres humanos. Si usas eso en los negocios, ya tienes algo a tu favor.

Una de las máximas de los negocios es ofrecer lo que las personas desean, que haya una cantidad interesante deseando lo mismo y que además tengan el dinero suficiente para pagar para satisfacer su deseo.

Las personas han aprendido que en una buena idea y además muy lucrativa llevar productos de donde hay mucho a donde hay poco, apuntando al principio económico, en el que la escasez es aspecto medular. Cuando hay mucho de algo en un lugar, es barato, su valor es bajo y llega incluso hasta despreciarse, en cambio cuando algo es escaso, siempre que la gente lo quiera, eso aumenta su valor, de manera que siempre hay que evaluar cuánto hay en el mercado de lo que yo produzco o quiero producir y que tanto la gente lo quiere para hacerse una idea de que tan interesante es establecer un negocio en ese lugar.

Por supuesto, si vas a llevar los productos de donde hay mucho hasta donde hay poco; pero que la gente los quiere, hay que evaluar algo que los expertos llaman distribución, dicho en términos sencillos, los canales que se usan para llevar ese producto desde su origen hasta la tienda donde comprarán el producto.

heladero

Las cosas que se llevan de un lugar a otro no tienen por qué ser productos terminados, por ejemplo, una idea se puede llevar de un sitio a otro. Imagina que vas a un lugar de viaje con tu familia y ves un modelo de negocio que te llama la atención, porque consideras que en el lugar donde vives no lo hay y funcionaría perfectamente ¿Qué harías? Sin duda si eres un hombre o mujer de negocios tienes ya una nueva idea para llevar a tu ciudad. Así funcionan los negocios en todo el mundo, miles de empresas comenzaron de ese modo, viendo como hacen las cosas en un lugar y llevan esa tecnología a otro donde no la hay. Para citar un ejemplo muy de moda están los conocidos Food Trucks, que como sabes son vehículos desde donde se produce y se vende comida y pueden desplazarse a cualquier parte, esta idea surgió en el Reino Unido y ahora está en todo el mundo y lo mejor de todo nadie tiene que pagar una patente para usar la idea.

grafica

Así que para quienes viajan, la figura de considerar a un viaje de placer como un gasto, puede terminar convirtiéndose en una magnífica inversión, date cuenta que cuando viajas por negocios hay una carga de estrés implícita que puede alejarte en ocasiones de ver oportunidades que te gritan; pero que ni siquiera las oyes. En cambio cuando vas de viaje por placer, estás más relajado y esa es la mejor forma que existe para poder detectar oportunidades, porque no tienes presión sobre ti, bueno, eso es lo que yo considero.

Si quieres una regla importantísima para colocar tu dinero a producir, ya sea que lo hagas solo colocando el dinero en una empresa ya establecida o que quieras iniciar una propia. Fíjate en estos aspectos que te he mencionado, ¿Cuánta gente desea el producto o servicio ofrecido por esa empresa?, ¿Dónde está esa empresa?, ¿Dónde se produce el producto? ¿Se produje lejos de donde se vende?, aunque no son todas las variables, si terminan siendo muy importantes, porque en esos aspectos radica el potencial que tendrá tu inversión.