Oh… ¿Ahora quién podrá ayudarme?

mujer preocupada

Los mercados cada vez se hacen más competitivos y eso es sinónimo de mayor tecnificación, porque cuando surge un competidor, superarlo se hace una ardua tarea; sobre todo si lo haces sin conocimiento integral de los efectos que eso puede tener en el mundo financiero de tu negocio.

Se suele ver, con más frecuencia de la deseada, cómo empresas pierden mucho dinero en la búsqueda por superar a sus rivales o para mantenerse en el mercado pierden su horizonte, con lo cual el futuro de su empresa se ve muy comprometido.

¿Qué hacer?

En este demandante mundo de información especializada surgen los consultores, expertos en áreas específicas de los negocios para darle el oxígeno necesario a tu empresa. Son personas que han estudiado y trabajado en empresas de éxito, y han recopilado tanta información que pueden ayudarte a tomar mejores decisiones.

Uno de los principales problemas es el decidir si consultar o no. ¿Por qué ir a un médico a que me diga que tomar para un dolor de cabeza, si yo sé que con determinada píldora puedo eliminarlo? La respuesta es muy simple, para lo que sabes cómo resolver no necesitas consultoría, te hace falta cuando la píldora no funciona o el dolor de cabeza vuelve a aparecer y empieza a convertirse en un problema.

¿Qué tan demandados son estos expertos hoy en día?

Para que tengas una idea, el año pasado (2017), según datos arrojados por la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), la demanda de este tipo de servicio aumentó un 5,8%, y el año anterior había generado ingresos por el orden de los 11.818.000 de euros, una cifra muy interesante.

¿Es necesaria solo para las empresas?

hombre hablando por telefono

Enfáticamente no, a diario consultamos a médicos, abogados, ingenieros, psicólogos, etc., para que nos ayuden a resolver problemas domésticos. Un ejemplo puede ser la compra de una nueva vivienda, ¿para qué la quiero?, ¿dónde es más conveniente?, ¿si la quiero vender luego, cuánto tiempo debo esperar? Son respuesta en la que una consultora inmobiliaria podría ayudarte a tomar una decisión ajustada a tu realidad financiera. Este experto no verá el lado emocional, de si te gusta o no una propiedad determinada. Él evaluará todas las opciones objetivamente y te presentará las conclusiones con sus recomendaciones, para que tomes la mejor decisión.

Lo mismo sucede si deseas desarrollar un emprendimiento para construir viviendas. Tal vez seas un ingeniero experto en construcciones, pero no en finanzas, mercados, promoción; es por eso que recurrir a un especialista puede allanarte el camino hacia el éxito de tu nuevo negocio.

Aspectos como el tamaño de los baños de los departamentos que piensas construir o tal vez el número de estacionamientos por cada departamento; si es mejor que el conjunto tenga piscina o no, probablemente ya tengas una idea de lo que deseas, pero los clientes no compran por las razones que tú tienes, compran por sus propias razones, y una investigación adecuada podría evitarte muchos dolores de cabeza y pérdida de tiempo y dinero.

¿Qué se debe considerar para acudir a un consultor?

negocios

El sentido común es un perfecto indicador. Debes asegurarte de que el consultor o la agencia cuenten con el prestigio necesario, es por eso que no es tan fácil para pequeños consultores competir, porque ese prestigio está en las grandes marcas. Hay que tomarse su tiempo en la búsqueda y decidir por el más conveniente. Hay consultores independientes muy buenos y eso lo dice los trabajos que ha realizado, es por ello que debes tener referencias para consultarlas antes de decidir. Evalúa responsabilidad, tasa de éxito, conocimiento, creatividad y que tenga la capacidad de adaptar y ajustar tu idea en el marco de sus recomendaciones. La rigidez no es buena, y en un consultor menos.